Victoria (1819-1901), sucedió a Guillermo IV y tenía sólo 18 años cuando llegó al trono inglés. Bajo su reinado el imperio Británico alcanzó máximo esplendor. Como reacción a lo clásico antiguo, durante la era Victoriana, se produjo un retorno a los estilos de muebles británicos tradicionales. El Tudor y el Falso-Gótico alcanzaron mucha popularidad. La arquitectura sufrió una regresión hacia la elegancia extravagante, mostrando características de diseño medieval itálico con formas sobre elaboradas de decoración.

Anuncios