NACIÓ En México en la década de los 50.
SUS RASGOS Una sólida estructura de acero con acabado en negro mate sustenta el asiento, formado por un entretejido de cuerdas de PVC a la venta en diferentes colores. Puede incluir un cojín para reforzar la comodidad. Mide 77 x 88 x 90 cm y existe también una versión infantil.
LA FABRICA Son muchos los productores de esta silla, cuyos colores o materiales pueden variar de unos a otros. Una de las editoras principales –y la primera en lanzarla al mercado– es OK Design (www.okdesign.dk), empresa danesa que fabrica sus Acapulco en el mismo México.
SU HISTORIA Su nombre homenajea a la ciudad de Acapulco, en la costa sur mexicana, uno de los destinos turísticos mundiales más importantes a mediados del siglo pasado y lugar de moda en Hollywood. John Wayne, Elvis Presley, Elizabeth Taylor o los Kennedy se dejaron ver descansando en estas sillas, que amueblaban las terrazas sobre la bahía, y ello las convirtió en una pieza mítica.
VARIANTES Existe otro modelo, Condesa, que se diferencia sólo en la forma del respaldo, más redondo
INTERESANTE Hecho a mano, el diseño del asiento se basa en la técnica que empleaban los mayas para tejer sus hamacas.

CUIDADOS Resistente y apta para exterior, la Acapulco no necesita un excesivo mantenimiento. Agua, jabón y un buen secado para que no se acumule humedad entre las cuerdas.

NOS GUSTA Porque resulta fantástica tanto fuera como dentro de la casa. Su diseño ergonómico, con el respaldo ancho e inclinado, la hace extraordinariamente cómoda y su look retro, de vivos tonos, añade la frescura y el desenfado decorativo que hoy son tan demandados.
Y SU PRECIO… desde $590 en mercadolibre

Click sobre las imágenes para ampliar. 

Anuncios