Hoy les comparto una nota que encontré en la web, de como construir nuestro propio mueble de baño.

PASO 1

Coloca las dos baldas superiores y la pieza central sobre sus cantos delanteros formando una doble T tal como las va a atornillar. Marca los bordes traseros con un lápiz de forma que durante el resto del trabajo siempre tengas claro qué pieza va en cada lugar.

Mueble clásico para el lavabo

Dibuja con un lápiz sobre las dos baldas la línea transversal central. Sobre esta línea deberás practicar los orificios a los que irás atornillada la pieza central. Sitúa la punta centradora de la broca para madera justo sobre la línea. Efectúa en cada balda dos agujeros y avellánalos desde fuera. Ya puedes montar las piezas usando el atornillador ACCU y tornillos de 4 x 45 mm.

Mueble clásico para el lavabo

PASO 2

En primer lugar, une la doble T y la tercera balda a los laterales. Para ello, coloca estas piezas tal como vayan a quedar montadas (deja hacia abajo los bordes que quedarán a la vista). Marca la posición de las piezas entre sí mediante triángulos. Con cuidado, traza los contornos de las tres baldas sobre las superficies interiores de los dos laterales.

Mueble clásico para el lavabo

Usando la taladradora y la broca para madera, practica en el centro de cada uno de los contornos tres orificios que servirán para atornillar las baldas a los laterales. Avellánalos desde afuera y monta los laterales y el fondo usando el atornillador ACCU y tornillos 4 x 45 mm.

Mueble clásico para el lavabo

Con ello habrás creado una especie de estante; colócalo sobre la superficie de trabajo para atornillarle a continuación el panel posterior. Sitúa el panel posterior por detrás tal como desee montarlo. Desde delante, traza con el lápiz sobre el panel posterior los contornos de las baldas superior y central. Efectúa en cada uno de los contornos cinco orificios centrados. Ahora ya puedes unir el panel posterior con los tornillos de cabeza avellanada de 4 x 45 mm, y con esto ya tienes listo el cuerpo del mueble.

Mueble clásico para el lavabo

PASO 3

La placa de cubierta se monta desde abajo atornillándola a través de la balda superior. Haz un perforado previo y avellana los orificios desde abajo. Coloca exactamente la placa de cubierta sobre el cuerpo y móntala usando el atornillador ACCU y tornillos de cabeza avellanada 4 x 35 mm. En la parte de atrás atornilla la placa de cubierta con escuadras a los laterales. Debes tener en cuenta en qué lugar se colocará el lavabo y el corte que precisará realizarse en la placa de cubierta (y posiblemente también en la balda superior). El corte de esta abertura se realiza al final de este punto.

Mueble clásico para el lavabo

Ahora solo falta la moldura que tapa los conductos de salida de agua del lavabo. Esta se monta mediante escuadras. Con el atornillador ACCU y tornillos alomados de 3 x 17 mm, atornilla las escuadras a la pieza central y al lateral lo más hacia arriba y hacia abajo posible, de forma que queden a ras con los cantos delanteros.

Mueble clásico para el lavabo

Ahora puedes proceder a fijar la moldura. Para ello, apoya el mueble sobre su parte trasera ycoloca la moldura dejando 5 mm de distancia con respecto al borde exterior del lateral derecho y otros 5 mm de distancia con respecto al borde inferior de la balda central. Fija la moldura en esta posición con prensas y atorníllala desde atrás con el atornillador ACCU y tornillos de cabeza avellanada de 4 x 17 mm.

Por último, utiliza la sierra de calar para cortar en la placa de cubierta la abertura para el lavabo y todos los conductos necesarios (depende del modelo y del punto de conexión).

Mueble clásico para el lavabo

PASO 4

Puedes unir las piezas del cajón también con tornillos de 3 x 25 mm. Para ello, sigue los pasos descritos en los puntos anteriores.

Mueble clásico para el lavabo

Al encolar las uniones de las esquinas como en este cajón se recomienda utilizar una plantilla de taladrado y puntas de marcado (plantillas de tacos). Resulta imposible realizar los taladros con la precisión necesaria para que coincidan uno sobre otro con solo medir y trazar el punto.

Una plantilla para taladrado es un medio auxiliar para la perforación que se sujeta en la herramienta mediante un dispositivo de atornillado. Introduce la broca a través de un manguito metálico en posición vertical en la madera.

Un plantilla de tacos es un pasador de metal con una punta de marcado. Este se introduce en los taladros de la parte frontal cuya posición desea transferir. Para ello, presiona la pieza de trabajo con la perforación previa con los bordes exactamente a ras en su posición sobre la superficie de la pieza opuesta.

En primer lugar, coloca sobre la superficie de trabajo todas las piezas del cajón tal como las deseas montar (parte superior hacia abajo). Las partes delantera y trasera quedan entre los laterales. Marca las piezas con triángulos para saber siempre qué posición le corresponde a cada una.

Mueble clásico para el lavabo

En las caras frontales de las partes delantera y trasera practica dos agujeros de 6 mm para los tacos. Inserta las plantillas de tacos en los orificios y marca sus posiciones en las superficies interiores de los laterales del cajón.

Aplica cola en los orificios de las partes delantera y trasera e inserta tacos de 6 mm. Después, aplica cola en los orificios de los laterales y en sus superficies de encolado. Ensambla las piezas del cajón y coloca prensas en las uniones para que hagan presión hasta que la cola se seque. En caso de que salga cola, elimínala inmediatamente con un paño húmedo. Al presionar, compruebe que todos los ángulos del cajón son rectos.

Una vez que la cola se haya secado, coloca el marco resultante (formado por las partes delantera y trasera, así como los laterales) con la parte superior hacia abajo sobre la superficie de trabajo. Coloca el fondo previamente perforado de modo que quede enrasado y móntalo mediante esos orificios con el atornillador ACCU y tornillos de cabeza avellanada 4 x 17 mm. Ten en cuenta el consejo para atornillar dos piezas de madera recogido en el primer paso.

Mueble clásico para el lavabo

Por último, monta el frontal del cajón. Para ello, debes determinar cuál será su posición exactasobre la parte delantera del cajón. Aplica sobre esta última cinta adhesiva de doble cara e introduce el cajón en el mueble. A continuación, puedes proceder a alinear correctamente el frontal en el mueble, presionar con fuerza el cajón desde atrás y volver a sacarlo hacia delante con el frontal pegado.

Atornilla el frente desde dentro con un atornillador ACCU y tornillos 4 x 35 mm. Por último, practica los orificios en el frontal para fijar la barra siguiendo las indicaciones del fabricante y móntela usando los tornillos que incluye.

¡Ya tiene el cajón listo!

PASO 5

Rebaja en primer lugar todos los bordes; aplica para ello hoja de lija de granulado 120 o 180 en un ángulo de 45°, de forma que crees un pequeño bisel. Lija las superficies con la lijadora siempre en la dirección de las vetas de la madera, en primer lugar con una hoja basta (120, 180), y después con una fina (hasta 240).

A continuación se mojan las superficies con una esponja, es decir, se frotan húmedas. Al secarse, se levantan las fibras de madera sueltas, que pueden retirarse despacio con una hoja de lija de 180. De este modo la madera queda lista para el tratamiento de la superficie.

Mueble clásico para el lavabo

PASO 6

El colorante se puede aplicar con un sistema de pulverización fina. Tras aplicar el colorante la superficie de la madera aún no tiene protección; ésta se logra mediante ceras o barnices. Lee en primer lugar con atención las indicaciones del fabricante sobre el tratamiento y la seguridad. Trabaja en una habitación bien ventilada y evite fumar, comer o beber en dicho espacio.

Si deseas aplicar otro material con su sistema de pulverización fina en el próximo paso, primero debes cambiar el depósito de pintura.

Mueble clásico para el lavabo

PASO 7

Conseguirás un resultado mejor y más rápido con pinturas acrílicas. Son diluibles en agua y están disponibles en una amplia gama de colores. Se pueden aplicar de forma especialmente fácil y rápida con un sistema de pulverización fina.

Vierte la pintura en el depósito y, si procede, dilúyela con un poco de agua. Utiliza una tabla para probar la intensidad de pulverización de la tobera y la rueda de ajuste para fijar la cantidad de pintura. El chorro se puede ajustar en horizontal o en vertical para superficies y en forma cónica para cantos. Pinta en primer lugar los bordes interiores, a continuación los bordes exteriores y finalmente las superficies; éstas últimas con franjas uniformes y paralelas.

Mueble clásico para el lavabo

Ya tienes listo tu mueble de baño!

Fuente: http://decoestilo.hoymujer.com/articulo/mueble-clasico-para-el-lavabo/

Anuncios