Hoy en nuestra sección e bricolaje os enseñamos a fabricar vosotros mismos una puerta corredera gracias a la cual, podréis aprovechar cualquier rincón de vuestro hogar para poner un pequeño vestidor o armario de almacenamiento.

Una puerta corredera para el ropero

PASO 1

Con la fresa de ranurar de discos, fresar una ranura de 7 mm de ancho en el canto inferior de la hoja de la puerta. Después del primer proceso de fresado, la ranura tiene 4 mm de ancho. Ajusta la profundidad de fresado a 3 mm y pasa la fresa de nuevo; ahora la ranura tiene 7 mm de ancho.

Rebaja todos los bordes de la hoja de la puerta; aplica para ello hoja de lija de granulado 120 en un ángulo de 45°, de forma que se cree un pequeño bisel.

Una puerta corredera para el ropero

PASO 2

A la hora de cortar la tela, deja en todo el contorno 60 mm más de largo y ancho que la hoja de la puerta. Extiéndela sin arrugas (deja hacia abajo la parte que quedará visible) y colócala centrada la hoja de la puerta. En las esquinas, estira la tela hacia atrás, pliégala haciendo un doble pliegue y grápala a la parte trasera de la hoja.

Una puerta corredera para el ropero

PASO 3

Dado que en el mercado existen diferentes tipos de herrajes de puerta y estos, a su vez, tienen distintas indicaciones de montaje, ten en cuenta las instrucciones correspondientes al tipo de herraje que hayas adquirido.

Una puerta corredera para el ropero

Alinea con cuidado en la pared la corredera del herraje usando un nivel de burbuja, marca los orificios y monta el riel de forma que la hoja de la puerta mantenga una distancia de aprox. 7 mm con respecto al suelo. Utiliza para ello los tacos correctos.

Una puerta corredera para el ropero

En función de las características de la pared, perfora los taladros de la pared con taladradora o martillo perforador y broca para piedra, aspira en caso necesario el polvo e introduce los tacos. A continuación, enrosca con el atornillador ACCU los tornillos que correspondan para la fijación.

Una puerta corredera para el ropero

Antes de colgar la hoja de la puerta, monta la guía del suelo. Utiliza tacos según el tipo de suelo.

Una puerta corredera para el ropero

Una vez que la puerta esté colgada y funcione, coloca el tope y atorníllalo a la pared. En función del modelo, deberás utilizar un tipo u otro de tacos para fijar el herraje.

Fuente: http://decoestilo.hoymujer.com/articulo/una-puerta-corredera-para-el-ropero/

Anuncios