Esta temporada el color amarillo mostaza lo vamos a encontrar en todo tipo de decoraciones, complementos y accesorios, y si queremos vestir nuestra casa de actualidad, tendremos que acabar por incluirlo… aunque en función de lo atrevidos o no que seamos, podremos optar por pequeñas notas de color o por convertirlo en el centro de atención.

El amarillo mostaza es un color muy cercano al amarillo, y no goza de muy buena prensa porque muchas personas lo consideran el color de la mala suerte y prefieren no utilizarlo.

Pero realmente es un color cálido. Liga a las mil maravillas con los diferentes acabados de la madera que encontramos en el hogar, desde los tonos miel hasta los más oscuros, creando contrastes de muchísima fuerza.

Es el color más luminoso, muy fuerte y atrevido y también alegre, pero precisamente por uso debe usarse con mesura, porque casi sin querer puede convertirse en el protagonista de la estancia, restando importancia a otros elementos que pudiéramos haber incluido en la decoración.

A los más atrevidos, les proponemos pintar las paredes de su hogar con este tono, y si quieren crear contrastes atrevidos, complementándolo con tonos burdeos y berenjena conseguiránespacios de lo más inspiradores.

Los que no quieren llevar a cabo cambios tan radicales, siempre pueden optar por pequeñoscomplementos de decoración textil que podrán retirar si el color llega a saturales.

Anuncios