Para este pequeña cocina se decidió utilizar un equipamiento construido a medida, realizado en melamina color blanco, el mismo consta de amplios cajones en lugar de puertas.
Para la alzada en lugar de colocar unas clásicas alacenas, se dispuso de una repisas que envuelve todo el espacio y deja a la vista los objetos que se exhiben.
Por ultimo  el ambiente se pinto de color maíz, que aporta calidez al ambiente.
El sector de comedor se resolvió con un clásico juego de comedor estilo Windsor laquedo en blanco, que nos sugiere las cocinas de nuestras abuelas.
Anuncios