De la revista de decoración española micasa, les comparto esta nota, sobre la reforma en un antiguo departamento madrileño.

Situada en una calle del madrileño barrio de los Austrias, en esta vivienda el principal criterio decorativo fue la creación de ambientes sencillos y sosegados con piezas básicas, que ganan en presencia de lámparas de diseño y complementos personales. El estudio MA+uno interiorismo se encargó de la reforma integral de este piso con el objetivo de multiplicar los metros y potenciar la sensación de amplitud, que concede de forma generosa la altura excepcional de los techos.
Los espacios originales, desaprovechados y muy compartimentados, dieron paso a ambientes espaciosos y con mucha luz, al eliminar pasillos y distribuidores. Ahora, cada estancia se comunica con la siguiente de manera directa, prácticamente sin puertas, salvo las que conducen a los dormitorios. La zona común es un ejemplo claro de continuidad desde el recibidor, integrado en la cocina, ésta distribuida en dos frentes con el comedor en el centro y, todo ello, abierto al estar por un vano de obra. Solo la zona de descanso se mantiene en otro plano, para preservar la intimidad de los dormitorios y del baño. ¿Sacar partido al espacio? El estudio de interiorismo ideó una original solución distributiva: en el pasillo hacia el dormitorio principal se reparte el baño en dos zonas: lavabo y bañera.
En cuanto a colores y acabados, la pauta predominante es la neutralidad en los tonos de paredes y techos, acompañada por la calidez que aporta la tarima de cerezo del suelo. Lámparas de autor elevan el nivel de un interiorismo basado en la mezcla de piezas de diseño ecléctico, que ceden todo el protagonismo a los complementos y los textiles escogidos.

Anuncios