Todas las claves, secretos y el procedimiento completo para construir una mesa de mosaico que deslumbre a los visitantes y resulte atractiva y práctica para quien la utilice.

Construir una mesa al estilo de las antiguas urbes romanas no es una tarea excesivamente difícil si se sabe qué pasos seguir y los materiales a utilizar. Si a esto se le añade tener el tiempo suficiente que oscila entre un día o dos y las ganas de promover la creatividad propia para crear un mosaico personalizado, se logrará llevar a cabo la tarea disfrutando de ella en familia.

Pasos indispensables

En primer lugar, los mosaicos de gresite requieren de un material especial en la mesa en la que se vayan a colocar. Lo más idóneo es comprar una plegable de madera, una mesa tijera o de piedra, ya que estas aguantan más las inclemencias del tiempo y, teniendo en cuenta que se pretende construir una mesa exterior, resultará importante que así sea.

A continuación se pasará a buscar el material para el mosaico que se podrá encontrar en una escombrera en forma de trozos de aluzejos de diferentes colores y motivos. Una vez que se tengan reunidas todas las teselas necesarias se procederá a señalar la mesa con un lapiz o bolígrafo para poder colocarlos después con toda la falicidad.

Cuando se haya terminado de realizar el diseño, se pegarán cada una de las piezas con cola blanca y se esperará a que esté lista. Por último, se utilizarán agua y cemento blanco para conseguir la impresión de homogeneidad, cubriendo la superficie de la mesa completamente.

Trucos para una mesa perfecta

El diseño resulta un detalle imprescindible para construir una mesa, ya que será en lo que se fijen los visitantes. Por ello se debe elegir uno interesante que entre dentro de las capacidades y destrezas propias. Los motivos geométricos o flores y campos pueden quedar perfectos en el entorno propio de un jardín.

Además de la técnica directa que es la más utilizada por su sencillez, existen otros tipos entre los que destaca poner las teselas sobre una malla de fibra. Se utiliza en el caso de que no se resida en la casa donde se pretende colocar o cualquier otro tipo de cuestión, ya que funciona como un sustitutivo del soporte final hasta que se pueda poner en este.

Se debe hacer hincapié en una buena caja de herramientas para construir una mesa de la manera más fácil en la que los dos impresincidibles serán una cortadora de cerámica y una cortadora de teselas vitreas. Asimismo, se recomienda que se pregunte en la ferretería de confianza si existen nuevos utensilios para trabajar teselas.

Anuncios