Estas sillas plegables del estudio Pilot, se pueden colgar en la pared en una línea ondulante cuando no están en uso.

Los diseñadores Matthew Burke y Kennedy Kyle, que tienen su sede en Portland, Oregon, se acercaron con las sillas L22 para libLAB Taipei , una librería y salones de eventos en la capital de Taiwán.

Diseñadas  para ocupar el menor espacio posible cuando se almacenan, las 60 sillas se cuelgan  perpendicular a una pared de 30 metros sobre soportes especiales.

“El sistema de almacenamiento único también sirve como una instalación de arte cuan  las sillas no están en uso”, dicen los diseñadores. “Las sillas aparecen como si estuvieran bailando a lo largo de una suave curva.”

Cada silla, hecha de contrachapado de abedul y aluminio, se arman fácilmente  y se fija en su lugar, tienen una estructura de base cuadrada lo que las hace ser muy resistentes a pesar de ser plegables.

Son ideales para espacios  reducidos, ya que una vez que no están en uso se cuelgan de la pared y no ocupan espacio. A su vez, los soportes cumplen la función de guardarropas.

Anuncios