Una de las maravillas del diseño es que la inspiración de los creadores es infinita y, afortunadamente para los que nos gustan los diseños sorprendentes, cada cierto tiempo salen al mercado soluciones innovadoras que nos dejan maravillados y nos hacen desear tener una de ellas en nuestro hogar.

Eso es lo que me ha pasado a mí al ver la estupenda creación que han tenido los diseñadores del estudio D*Haus. El mueble se basa en un puzzle matemático de un genio de este campo, Henry Dudeney, que consiguió convertir un cuadrado perfecto en un triángulo equilátero perfecto mediante la disección de una forma en 4 piezas distintas. Y siguiendo esa idea, los creadores del estudio han creado esta maravilla que tenemos hoy ante nosotros.

La creación se llama D*Table y como vemos en las imágenes e intuimos por su nombre se trata de una mesa modular con la que tendremos un mueble versátil como el que más para adaptarse a cualquier circunstancia y necesidad.

Con esta innovadora mesa nos encontramos ante un auténtico rompecabezas 3D que hará las funciones de una mesa de centro, aunque gracias a su creativo concepto tendremos una mesa flexible y adaptable. Y es que la mesa la podemos organizar en 8 posiciones diferentes, con lo que ya podemos imaginar las infinitas soluciones que ésta nos ofrece.

Si has prestado atención cuando antes te hablaba de Henry Dudeney y de su puzzle matemático que transformaba un cuadrado en un triángulo perfecto, ya podrás intuir que esas formas son dos de las muchas que puedes lograr. Y hasta alcanzarlas podrás crear varias formas geométricas flexibles que le darán un toque muy personal a tu salón si te decantas por ellas.

Como vemos, estamos ante una creación perfecta para todos aquellos que huyáis de la rutina y del aburrimiento. Además el diseño de líneas simples y rectas de cada una de las combinaciones posibles hace que estemos ante una mesa de centro perfecta para un salón de estilo moderno.

Por último destacar algo que posiblemente ya hayas intuido al ver las imágenes de la mesa, y es que cada uno de los módulos nos ofrece soluciones distintas, encontrando en uno de ellos cajones, en otro pequeñas estanterías, e incluso en la parte superior de uno de los módulos tenemos un espacio perfecto para una maceta. Así que si la modularidad de su concepto no nos daba suficientes alternativas, sus diferentes soluciones aumentan aún más las posibilidades de esta mesa de centro.

Llegados a este punto estoy segura que estás más que convencida de que esta mesa de centro es una de las creaciones más originales y creativas que has visto en mucho tiempo. Si tienes un hueco en tu hogar y quieres hacerte con ella, solo debes saber que ésta tiene un precio de 950 libras y que podrás comprarla a través de la web de D*Haus.

Anuncios