Hoy les mostramos algo realmente interesante, unas baldosas decorativas para nuestro cuarto de baño que cambian de color dependiendo de la temperatura en la estancia. Un alicatado divertido que además hará que nuestro baño se vea completamente diferente, es como tener varios baños en uno.

Existen algunas casas especializadas como Moving Color que han decidido apostar fuerte por este tipo de producto. Trabajan con varios materiales. Por ejemplo las baldosas de cerámica son las más usadas. Unas estupendas baldosas que reaccionan con el cambio de temperatura variando su tonalidad.

Teniendo en cuenta que el cuarto de baño es un lugar en el que la temperatura varia muchísimo, este es el mejor espacio  para usar este tipo de material; y es que con una simple ducha de agua caliente, podemos hacer variar en cuestión de segundos la temperatura total y la humedad de esta estancia del hogar.

La zona ideal para colocarlas es en la ducha o bañera, o incluso en el lavabo, aunque estas casas han diseñado otros elementos decorativos ideales para este espacio que no necesariamente deben colocarse en estos lugares.

Lo cierto es que es una opción ideal. En cuanto a la calidad del material es el mismo, duradero y firme. Pero además, se incorpora, como es evidente, un plus tecnológico que hacen que sea muchísimo más atractivo. Si nos gusta el efecto no dudemos, pues pocos materiales actuales pueden dar este añadido decorativo.

En el caso de la firma Moving Color, las ofertas en sus productos son amplias. Podemos optar por Northen Nights, unas baldosas de vidrio de color negro que cambiarán de color progresivamente con la temperatura. Los azulejos Tye-Dye son cristales inspirados en el mundo psicodélico. Los Water Color cambiarán de color en contacto con el agua, volviendo instantáneamente a su tonalidad una vez secos.

Fotos vía: decoradecora

Anuncios