Las mesas auxiliares siempre son de gran ayuda. Además, estos elementos pueden dar muchísimo juego en la decoración del hogar. Hoy os traemos algo que particularmente nos ha encantado, mesas en las que se reutilizan botellas de vino, o incluso botellines de cerveza vacía.

Hacerlo no es nada complejo, aunque existen casas que las comercializan. Aun así, si tenemos un poco de maña, y las herramientas necesarias, podremos conseguir estas preciosas mesitas.

Cuanto más altas sean las botellas, más alta será nuestra mesa; y es que  estas funcionan como patas. Unas originales patas de vidrio. Irán colocadas estratégicamente en los agujeros hechos, previamente, en la tabla de madera que queramos usar.

En cuanto a la tabla, podemos optar por diferentes modelos. Todo dependerá de si tenemos material para cortar el tablero o no. De todas formas, tampoco saldría demasiado caro acercarnos a una casa de maderas y pedir que nos cortaran una con forma redondeada, que quedan más bonitas, he hicieran ellos mismos los agujeros para colocar las botellas.

En cuanto al uso, bueno, como podemos ver no son mesas muy altas. Serían ideales para colocarlas encima de una alfombra o moqueta y tomar por ejemplo el té. O quizá aprovecharla para una improvisada cenar oriental.

Además, también podemos usarlas simplemente como elemento decorativo;  y es que una vez terminadas, podremos colocar encima de ellas flores, piedras, velas o incluso rellenar las botellas con alguna que otra plantita verde, que le dará un toque genial.

Lo mejor de todo es que es un elemento práctico a todas luces; y es que para moverlo de sitio tan sólo tendremos que levantar la tabla y coger las botellas. Algo que también nos permite usar la misma como tabla para presentar nuestras tapas a los comensales que tengamos invitados. Sin duda un objeto realmente interesante.

Fotos vía: shop.ciclus

Anuncios