Caroline Gomez es una diseñadora de pequeñas piezas de decoración para el hogar, como casi todos los artistas y creativos tiene un casa peculiar que llama mucho la atención y con una gran personalidad.

En su caso es característico la mezcla de colores en tonos pastel con toques de neón en otras pequeñas piezas. Su vivienda está ubicada en antiguo taller de reparación de las típicas máquinas Jukebox de los 60.

En su casa no pueden faltar algunas de sus creaciones, la mezcla de estilos está presente, pero ante todo destaca la sencillez y simplicidad.

Su comedor está compuesto por una mesa Tulipsillas Panton blancas, silla DSW gris y una silla de creación propia.

En el dormitorio de su hija destaca la lámpara Jielde rosa  neón de estilo industrial.

En su estudio mesa Tulip y silla de diseño

Fuente: El blog de facililsimo.com 

Anuncios