Una solución ideal para quienes no cuentan con demasiado espacio, es esta oficina escondida dentro del placard. El espacio se ha utilizado con total eficiencia sin perder de vista la parte estética. Lo primero y principal es asegurarte de que la corriente eléctrica e internet (si no tienes WiFi) pueda ser llevada hasta el armario. En este caso se ha hecho un pequeño agujero con un taladro en la pared del placard para pasar los cables. Puedes ingeniártelas para hacerlo tu mismo? Si no tienes las herramientas para cortar los estantes, debes tomar bien las medidas y hacer un buen diseño previo, antes de mandarlos cortar.

oficina dentro de un armario

Primero vacía el armario y quita los estantes originales, quizá alguno pueda ser reutilizado o readaptado al diseño que te has propuesto. Verifica las dimensiones de todos los elementos y aparatos que debas incluir, para no llevarte sorpresas luego si no te caben.
Los estantes deben ser de madera resistente o contrachapada de 3/4″. Haz agujeros en la esquina de los estantes que debas pasar los cables. Corta listones de madera de 1 1/4″ que serán los soportes de los estantes e irán colocados a los lados y detrás de cada estante. Quizá debas hacer algunos ajustes ya que no siempre los espacios son perfectamente rectos. Pinta el interior del closet y los soportes del mismo color. Pinta los estantes con pintura brillante (será más lisa y fácil de limpiar) o mate (tendrá un acabado menos brillante y áspero). Cuando la pintura del interior del armario esté completamente seca es hora de montar los soportes. Marca con un lápiz el lugar exacto. Usa un nivel para asegurarte que queden bien posicionados en forma bien horizontal. Asegúralos a la pared con un taladro. Coloca los estantes y también asegúralos a los soportes con tornillos. Luego puedes pintar con un pequeño pincel los tornillos con la pintura que pintaste los estantes para que tenga un acabado perfecto.

Fuente: Decora hoy

Anuncios