Hoy quiero mostrarles este departamento de 40 metros cuadrados se divide en dos ambiente, un estar con cocina incorporada y un dormitorio con cuarto de baño y vestidor.

En el estar decidí  reducir la zona de living e incorporar un área de trabajo, para lo cual, siguiendo la linea del equipamiento de cocina se proyecto una biblioteca que incorpora un escritorio. A su vez para dividir el ambiente se coloco una mesa que hace las veces de barra.  Completa este espacio un sillón en “L” que optimista el espacio libre bajo la ventana.

En el dormitorio también quise mantener la unidad entre el mobiliario y el ambiente, para ello proyecte muebles a medidas que abarcan tres de las paredes del cuarto, por sus medias y terminación, generan un solo bloque continuo.

Para unificar todos los ambientes de esta pequeña vivienda, decidí usar pocos colores, prima el color blanco en los equipamientos, solo unos toques de madera en el dormitorio y vidrio en la cocina. El material que resulta protagonista en esta ambientación es el revestimiento de venecitas utilizado en la encimera de la mesa y escritorio que también se repite en el baño.

Anuncios