La arquitecta británica Laura Jane Clark transformó estos baños públicos de Londres en un hogar para ella y su marido. Estas son las imágenes de antes, durante y después de la reconstrucción que ella misma se encargó de documentar a través de su blog. Los baños se encontraban abandonados desde hace casi 30 años y ante los altos precios de la vivienda en la capital inglesa, Clark optó por una solución ecológica al reconstruir los baños aprovechando elementos como los vidrios cuadrados incrustados en la acera de la calle para convertirlos en la principal fuente de luz natural de la vivienda.

De acuerdo al portal de BBC, la reconstrucción costó unos US$ 95.000 lo que representa una módica suma para un espacio en la zona de Crystal Palace, que es donde quedan los antiguos baños; y aunque la idea de vivir en un antiguo baño público puede resultar apestosa, Laura Jane Clark, no es la única que ha tomado acciones en esta empresa, pues Peter Tomlinson, algunos años atrás compró en pleno centro de Londres unos baños públicos estilo victoriano de 1890 que convirtió en un café único al que llamó “Attendant”

Anuncios