Hoy los invito a recorrer un coqueto monoambiente de 40 mts2 repleto de detalles femeninos.

Una de los mayores inconvenientes que presentan los monoambientes es la separación de zonas privadas y públicas.  En este caso esta dificultad se sorteó fácilmente con ayuda de una puerta corrediza de pared a pared que divide el living del dormitorio.

mono-1

A pesar de la división de espacios, ambos “semiambientes” comparten la misma línea decorativa ultra femenina para lograr una continuidad.

mono-7

mono-3

Gracias a la colocación de una pequeña mesita en el living se pudo dar vida a un comedor.

mono-5

La cocina se encuentra contigua al living.  Debido a que no posee fuente de luz propia se ha colocado una pared vidriada.

mono-4

Por último el baño sigue las líneas decorativas del monoambiente sin generar ninguna disrupción.

mono-6

Anuncios