La mayoría de los hombres creen que la decoración es eminentemente femenina y que es sinónimo de flores, cortinas con volantes y detalles excesivamente delicados. Nada más alejado de la realidad! Si eres hombre y estás en la búsqueda de crear un espacio lleno de personalidad, lee estos consejos para crear una decoración masculina; seguramente serán de mucha utilidad.

Comienza por considerar quién eres. ¿Te ves como un hombre moderno, atlético, un fanático de la tecnología, un intelectual? ¿Disfrutas de pasatiempos como el golf, el senderismo, el ciclismo, o viajar y la música? Esto es importante, pues te ayudará a definir qué aspectos de tu personalidad podrían verse reflejados en la decoración, para adaptar el espacio a tus necesidades.

Si eres una persona clásica, a quien le gusta la vida al aire, entonces el estilo rústico es para ti. Esto se traduce en paredes revestidas de madera, suelos duros, muebles cómodos, en telas de colores profundos. Si eres amante de la música, entonces puedes crear un espacio dedicado a tu hobby: un rincón con muebles cómodos, un buen estéreo con un sistema de sonido sofisticado que invite a relajarte con tu música preferida e incluso a reunirte con tus amigos a celebrar.

Si disfrutas de ver partidos de fútbol (o de tu deporte preferido) entonces puedes crear un espacio dedicado a ello en tu salón de estar: un televisor grande, con sillones de materiales resistentes (puedes usar los colores de tu equipo preferido!) y cómodos con mesitas para colocar los refrigerios y donde puedas disfrutar de los partidos con tus amigos.

Si eres una persona amante de la tecnología, el estilo minimalista iría muy bien con tus intereses; pues refleja una atmósfera muy moderna pero atemporal. Decora en colores neutros; utilizando muebles de diseño sencillo y lineal, pocos accesorios y materiales como el acero cromado, la madera y telas sencillas.

Para los amantes de la cultura una biblioteca que exhiba su colección de libros como protagonista de la decoración, acompañada de un sillón confortable, iluminación cálida y un rincón de lectura pueden ser ideales. También puedes decorar con detalles que hayas coleccionado en tus viajes o de los lugares que te gustaría visitar. No olvides las obras de artes! y si eres fanático de una época histórica particular, puedes convertir tu casa en una ventana al pasado. Para ello, los muebles antiguos son perfectos y puedes conseguirlos en tiendas de segunda mano.

Como puedes ver, lo más importante es no temer a expresar tus gustos en intereses en tu hogar. Si quieres ir poco a poco, comienza con una decoración neutra y ve agregando detalles poco a poco. En este caso, puedes comenzar con un lugar minimalista si te gusta lo moderno, o con un estilo clásico victoriano, para los más clásicos.

Anuncios