Pintar las paredes de nuestro hogar afecta de manera directa a nuestras emociones y a nuestro estado, tanto físico como psicológico. Hoy os proponemos algunos de los consejos más eficaces para no equivocarse de cara a elegir el color adecuado. Los colores influyen en nuestro estado de ánimo, sobre todo los que dominan en las paredes puesto que son las superficies más grandes del hogar. Por eso, hoy queremos compartir con ustedes algunos de los colores que transmitirán armonía, paz y tranquilidad a un hogar. Además, tenemos que ser conscientes e inteligentes y tener en cuenta el mobiliario de la casa.

EN EL SALÓN

Un lugar en el que pasamos tiempo, disfrutamos con nuestros invitados o simplemente pasamos una tarde fría y de lluvia. Para los salones y los cuartos de estar, podemos utilizar colores cálidos y suaves, desde un camel hasta un tierra. También podemos meter tonos amarillos o incluso algo de granate. Estos colores nos aportan sensación de hogar, de cercanía y de tranquilidad. Otra alternativa es pintar sólo alguna pared y hacer contraste con las demás, ¡es tendencia! Colores que cuidan el hogar… Y tu salud

EN LA COCINA

¡Total libertad! La cocina es siempre un lugar divertido. Desde aquí recomendamos tonos cálidos pero vivos, como el naranja, amarillo o rojo. ¿La combinación perfecta? Cualquier color combinado con el blanco. Rojo y blanco, Madera y blanco…. Podemos jugar con diversos materiales y dar ese toque original y especial a nuestra cocina. ¡Nos abrirá el apetito! Colores que cuidan el hogar… Y tu salud

EL BAÑO

Predominan las tendencias para el bienestar del verde y el azul. También colores muy claros en tonos vainillas. Elcolor aguamarina es perfecto para un baño. Nos gusta tener un ambiente acogedor, que nos relaje y poder disfrutar de un baño como si estuviéramos en el mismísimo océano. Colores que cuidan el hogar… Y tu salud

EL DESPACHO

En este lugar la tranquilidad, la armonía y el bienestar deben ser las protagonistas. Un lugar en el que estemos a gusto. Para ello, aconsejamos colores neutros y no demasiado vivos ni chillones. Debemos tener en cuenta los colores crudos y planos, nada de figuras geométricas ni estampados (como rayas, cenefas…). De esta manera, obtendremos el equilibrio perfecto para trabajar en condiciones. Colores que cuidan el hogar… Y tu salud Fuente: Decoración 2.0 Fotos: Pinterest

Anuncios