Un PH plenamente modificado fusiona la belleza de lo antiguo con la eficacia de materiales modernos.

Este PH de San Telmo es hoy –después del esfuerzo que implicó cambiar radicalmente la distribución y de un fino trabajo de reciclado– el hogar de una pareja con dos hijos pequeños.

Para adaptar esta estructura centenaria a una familia que todavía está muy lejos de sumar cien años entre los cuatro, el arquitecto se propuso lograr funcionalidad, simpleza, sobriedad y espacios desprejuiciados.

Existen pocos pero selectos muebles no es casual, lo mismo que la mezlca súper equilibrada entre el material original, de demolición, y moderno. Un ejemplo: los pisos, que contribuyen a delimitar los espacios, en madera, cerámicos y mosaicos calcáreos pulidos y luego vitrificados con sellador acrílico.

Click sobre las imágenes para ampliar
Anuncios