Los dueños de esta casa  son unos masters de la mezcla de estilos, porque en un salón con molduras originales antiguas en el techo con una araña de caireles, convive un sofá moderno de líneas rectas, mesa de centro hecha con un palet reciclado, maletas antiguas y puf con aires marroquíes no lo haría cualquiera. El resultado por eso es fantástico! Al igual que el dormitorio donde ese ángulo imposible en una pared no les ha impedido decorarlo con mucho estilo. ¿se atreven ustedes con esta mezcla?

Click sobre las imágenes para ampliar

Anuncios