Notebook, tablets, medios de almacenamiento digital y conexiones de Internet inalámbricas. Todas estas nuevas tecnologías cambiaron el modo de trabajar desde casa.

Ya no hace falta tener habitaciones llenas de bibliotecas y un escritorio grande para colocar computadoras, teléfonos, fax , etc. En muchos casos, las superficies de trabajo amplias se han vuelto innecesarias, y hoy en día los diseñadores de muebles ponen más énfasis en sus nuevas ideas y modelos funcionales.

Los escritorios son cada vez más sencillos y livianos. En algunos casos, con una mesa plegable alcanzará para las horas en las que uno trabajará en casa, y el ancho de los muebles puede llegar a ser tan versátil que hasta pueden colocarse en algún espacio reducido o pasillo. Ahora bien, más allá del tamaño de la home office, lo importante es que el sitio de trabajo siempre tenga muy buena iluminación y una silla ergonómica que se adapte bien a su espalda.

Click sobre las imágenes para ampliar

Anuncios