Jonathan Adler, el creador de la corriente, apuesta por mezclar los colores vivos y contrastarlos con muebles clásicos y un fondo neutro.

Imagínate llegar a tu casa después de un denso y agotador día de trabajo y que tu hogar te contagie alegría, positivismo y energía a raudales. La nueva tendencia en decoración Happy Chic lo consigue. Este estilo rompedor apuesta por una desenfadada mezcla de colores vivos en diversas texturas y por una decoración maximalista capaz de sacarte una media sonrisa con solo abrir la puerta de tu casa.

Su creador es Jonathan Adler, un norteamericano que se ha convertido en gurú de la moda después de pasar varios años como ceramista. El de Nueva Yersey da rienda suelta a la expresividad y no limita la paleta de colores, que queda abierta a tantos colores como uno deseé.

El “Happy Chic” está incluido dentro de la corriente global que está desplazando el foco de las habitaciones monocromáticas hacia las de color. Para Adler los colores neutros solo sirven de base y su principal función es actuar de lienzo dónde los colores vivos contrastarán entre ellos y con el propio fondo. Siendo los colores tipos los naranjas, azules, violetas, fucsias, amarillos y verdes en sus tonalidades más chillonas, adquiriendo así un cierto aire al estilo pop.

El espíritu del “Happy Chic” radica en combinar el color y llevar almaximalismo a su máxima expresión con almohadones, pompones, muebles con cierto aire clásico, piezas cerámicas… en definitiva cualquier elemento que contenga buenas vibraciones y sea de color.

¿Cómo llevar el “Happy Chic” a tu casa?

Si te ha gustado el “Happy Chic” y crees que es el estilo que necesita tu casa para acabar de ser tu hogar puedes conseguirlo con menos de lo que piensas. Busca algún objeto de colores fuertes, sino tienes por casa puedes acercarte a la tienda de decoración de tu barrio dónde, por un precio asequible, seguro que encuentras multitud de elementos brillantes, que irradian vida y que conjugan a la perfección con tu casa. O si lo prefieres puedes echar un vistazo en la tienda online de Jonathan Adler o visitar webs de diseño interior especializadas en este estilo, aunque no te decidas por comprar nada te puede servir de inspiración y tener una idea más clara de lo que buscas.

Ahora combínalos con tus hasta el momento aburridos muebles clásicos y añade una alfombra rayada o cuelga de la pared una tela con elementos coloridos. En la coctelera ya tenemos los elementos del “Happy Chic” para romper con la norma y conseguir una casa moderadamente inmoderada. Sólo queda que los distribuyas a tu gusto, no es necesario pensar estrictamente en términos de utilidad, déjate llevar por lassensaciones porque si algo importa en este estilo es tu felicidad.

Click sobre las imágenes para ampliar

 

Anuncios