Muchas veces compramos muebles de melamina porque son económicos o simplemente nos gustan, pero con el paso del tiempo se deterioran o nos aburren. Con un poco de pintura e ingenio podemos dejarlos como nuevos o cambiarle totalmente la onda.

Click sobre las imágenes para ampliar 

 

Anuncios